Robert Llimós es un hijo aventajado de la Academia que ha transitado por todas las vanguardias para volver al origen: pintar o moldear lo que ve antes que lo que siente. “Afilada lucidez” dijo de su trabajo Santos Torroella. Manolo Vázquez Montalbán así lo anota y lo recuerda en un gran texto sobre el artista.

La dilatada carrera de Llimós que empieza en la infancia, en las salidas a pintar con su padre, enfrenta la búsqueda apasionada e incesante en el zeitgeist, el espíritu del tiempo, con la honestidad de un oficio antiguo, con sus leyes escritas y no escritas, aprendido y defendido a conciencia. El trabajo de Llimós tiene siempre un encanto primitivo, una seguridad hecha de certezas, y una poesía tan conmovedora como valiente.

Miraestels
Robert-Llimos-Artista-01

El artista, con su bagage, se afana en la búsqueda apasionada e incesante del Zeitgeist, el espíritu del tiempo.

El artista, con su bagage, se afana en la búsqueda apasionada e incesante del Zeitgeist, el espíritu del tiempo.

Robert-Llimos-Artista-02

Llimós imaginó el MIRAESTELS no sólo como el homenaje a otro gran artista. También como un gentil y poderoso reclamo para que tengamos muy presentes asuntos mayores que, hoy más que nunca, merecen la atención de nuestro mundo.

Miraestels
Robert-Llimos-Artista-03