La mejor música para meditar

Una de las mejores manera de conseguir acercarte a la paz y la tranquilidad que disfruta el Miraestels es a través de la meditación.

Si deseas aprender a meditar debes de tener en cuenta que este proceso requiere paciencia y mucha dedicación, pero merece la pena ya que sus efectos son realmente satisfactorios

Por eso, hoy en día son muchas las personas que deciden llevar una vida más lúcida gracias a la clarividencia y conexión emocional que ofrece la meditación.

A través de la unión entre alma y cuerpo eres consciente de las sensaciones físicas y mentales que estás experimentando en el momento en que te permites parar, respirar y visualizar. Y es que es tiempo de soltar agobios y tensiones para abrazar la relajación que te permite unirte con tu propia esencia.

En este nuevo camino que comienzas, uno de los factores clave que puede ayudarte a desconectar de tu rutina diaria es la música que selecciones. Por todos es sabido que conseguir un estado de plena consciencia es muy difícil, ya que es complicado mantener la mente en blanco y no dejarse llevar por todo aquello que te atormenta.

No obstante, elegir la música adecuada podría hacerte entrar en un trance en el que solo te concentres en SER y en SENTIR, dejando de lado el pensar y el actuar; y de ese modo poder gestionar tus emociones de manera más eficiente.

Música, naturaleza y meditación, unión perfecta hacia el autoconocimiento

Teniendo esto en cuenta, escuchar canciones de la naturaleza es una muy buena manera de fluir y de crear un ambiente distendido. La brisa del mar, la lluvia que cae de manera armónica o el sonido de algunos animaleses, sin duda, lo que necesitas para acceder a ese remanso de paz que se halla única y exclusivamente en tu interior.

Básicamente porque la naturaleza es lo que te hace volver a tu centro, reencontrarte con tus raíces y descubrir que formas parte de un universo armonioso que ha sido creado para dar y recibir, por lo que debes prestar mucha importancia a vivir en el momento presente.

Por otro lado, la música Zen también te ayuda a conseguir ese equilibrio mental durante la meditación. Se trata de sonidos que son capaces de inspirarte y de trasladarte a otros lugares más exóticos en los que poder conectar al 100 % contigo mismo desde ese amor que no entiende de juicios.

De la misma manera puedes escuchar aquellas canciones que conoces desde hace tiempo pero que todavía consiguen mover alguna emoción en ti. Así, te resultará más fácil identificar con exactitud cómo te sientes en ese instante para poder conocerte un poco más.

La música es un recurso muy útil para comenzar esta andadura personal tan especial y gratificante como es la meditación. 

Acompáñala de una banda sonora que te haga realmente vibrar por dentro para conseguir ese bienestar físico y mental que tanto anhelas. 

Déjate seducir por los sonidos de la naturaleza, de la vida y de otras culturas para embarcarte en el viaje más importante que vas a realizar jamás: el del autoconocimiento.

“La vida sin música sería un error” (Nietzsche).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *